A la tierra Bolivarense se le llamaba el “Granero del Ecuador”. La tradicional producción de maíz, trigo, cebada, fréjol, arveja y lenteja llegaba a todo el país. El nombre de Chillanes era una patente de calidad y cantidad.

 

PAGINAS CULTURALES CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA NÚCLEO BOLÍVAR EDICIÓN 28